Dr. Crocket Gourmet: El paraíso de los amantes de las croquetas

dr-crocket-logo

C/ General Pardiñas 24, Madrid 28001 | [www.drcrocket.com]

Croquetas gourmet en el barrio de Salamanca

img_4540

Abrieron hace apenas nueve meses, en febrero de este mismo año -2016- en el barrio de Salamanca –muy cerca del metro Goya– y os digo sin ningún preámbulo que para mí son de las mejores croquetas de Madrid. Dice el propietario que no son cualquier croqueta, son croquetas gourmet. Y tiene razón. Se elaboran con productos de primera calidad: leche fresca y harina de Madrid, mantequilla de Asturias y aceite de oliva virgen extra de Jaén. La leche, por ejemplo, tiene la M de Producto Certificado, marca de garantía del origen y calidad de los alimentos de Madrid. Quedan doradas y crujientes por fuera y muy cremosas por dentro –nada grasientas–.

img_5839

Gran variedad de croquetas caseras

img_4491

Son croquetas caseras, las preparan a diario en el restaurante. Tenéis desde las típicas croquetas de jamón, pasando por las clásicas croquetas de cocido, hasta las más modernas como boletus, pollo al curry, sepia en su tintacroqueta negra–, bacalao al pilpil o las de mejillones y queso feta. Las favoritas de los clientes parecen ser las croquetas de ‘gambas de Güerva’, que las piden mucho. Los rebozados son diversos, cada una tiene el suyo y así se diferencian fácilmente del resto: por ejemplo las croquetas de queso manchego llevan sésamo blanco, y las croquetas de champiñón Portobello y bacon inglés van con sésamo negro. Estos chicos no dejan de innovar, siempre están experimentando, así que cualquier día te acercas y te sorprenden con una croqueta curiosa; recientemente tuvieron croquetas bravas –versión de las patatas bravas–.

img_4524

Se venden por unidad –desde 1,10€ hasta 1,60€ cada una– o en raciones de seis –desde 5,30€ hasta 7,40€ cada ración–. Está muy bien porque así puedes probar todos los sabores, que parece la mejor opción porque están todas muy buenas. Además suelen hacer promociones de croqueta+caña por 2,10€ o el San Juernes –que si es tu santo te toca una croqueta gratis con cada consumisión–.

La primera vez que les visité probé estas cinco variedades de croquetas:

  • Espinacas –croquetas verdes–
  • Pollo al curry –rebozado con fideos maravilla-
  • Jamón –rebozada con trocitos de jamón secados al horno-
  • Puerro –rebozada con cebolla frita-
  • Atún y pimientos –rebozada con panko, mejor conocido como pan rallado japonés-

img_4510

Luego conocí la foodtruck y probé otros cinco sabores de croquetas:

  • Champiñon Portobello y bacon inglés –de mis favoritas–
  • Queso manchego –de las favoritas de los niños-
  • Boletus Edulis –de las favoritas de los adultos–
  • Cocido de la mama –todo un clásico–
  • Queso de cabrales –Uhmm! –

También probé un salmorejo cordobés –muy bueno, acompañado con jamón, aceite de oliva virgen extra y picopanes–.

img_4514

Los protagonistas de Dr. Crocket

Alejandro Sanz –un joven madrileño, treintañero, que no el famoso cantante español- es el creador de esta idea. Alex dejó su vida laboral de seguros y finanzas para estudiar cocina, perfeccionar técnica y dar forma a su idea. Le ayudaron Adina -su mujer- y Felisa –su madre– que día a día siguen aportando su grano de arena trascámaras. Felisa, por ejemplo, prepara el cocido con el que se da forma a las croquetas de ‘cocido de la mama’ –que no se llaman así sólo por hacer la gracia–.

6o8b1280
Alex y Adina, propietarios (Fotografía de Raúl Haro)

José Enrique –Kike– Franco es el jefe de cocina y mano derecha de Alejandro. Es vasco –de Bilbao– y es el que está allí a diario elaborando estas deliciosas croquetas gourmet, supervisando el trabajo y formando parte del proceso creativo para dar vida a los nuevos sabores junto con Alex. En sala está Redy, el encargado de los cócteles, preparando unos tan deliciosos como este mojito cubano. A él le acompaña Cipri –de Cipriano– para atender a los clientes.

img_4552
Kike Franco, jefe de cocina

 Una croquetería con cocina a la vista del cliente y sin olor a fritanga

img_4483

Algo fundamental para nosotros –que no hay nada peor que salir de un local oliendo a aceite REQUETE REUTILIZADO– es que tienen una máquina especial para freír, que además recibe sus limpiezas y cambios de aceite y filtros de extracción con la frecuencia necesaria para que no huela a frito todo el local. Así que el olor a fritanga no es problema. El restaurante huele fenomenal.

img_4473

El local parece pequeño desde fuera, pero realmente es estrecho y alargado; caben sentadas unas 45 personas, así que de pequeño nada. Está muy bien decorado por los chicos de m3 interiors manteniendo las paredes antiguas de ladrillo visto con mesas altas y bajas, una buena barra y una cocina a la vista del cliente –esto nos encanta, que un restaurante no tenga nada que ocultar–. Además tienen unos platos muy curiosos especialmente diseñados para las croquetas.

img_5829

Además de croquetas hay muchos más productos españoles y alguno extranjero

img_5846

Está claro que el producto estrella son las croquetas –¿cuántas veces he dicho la palabra croqueta? Jajaja–, pero aquí nadie se aburre, que también hay otros productos para acompañarlas: jamón ibérico de bellota al corte, tabla de quesos españoles, anchoas de Santoña –ocho filetes de las de verdad, certificadas–, torreznos del pueblo, selección de ibéricos, salmorejo cordobés, gazpacho o tomate ‘aliñao’. Aunque se centran en los productos españoles también podréis probar el salmorejo japonés –versión de salmorejo con wasabi, soja y jengibre–, la burrata con emulsión de rúcula –exquisita e ideal para compartir con un pan muy rico y calentito que tienen–, los rollitos frescos de salmón con brotes tiernos o una variedad de ensaladas, entre otros platos. Hay desayunos: café, zumos, té, chocolate, churros, molletes, croissants, donuts y muffins. Incluso podéis tomar el menú de mediodía que entre otros platos ofrece casi siempre algo de cuchara y luego cosas como lasaña, marmitako o purrusalda –que se nota el toque vasco en la cocina–. Todo a un precio muy razonable. Y ahora con Deliveroo podéis pedirlo a casa.

Si no os viene bien la zona de Goya, podéis hacer seguimiento a dónde está el foodtruck los fines de semana: Hipódromo de la Zarzuela, Conde Duque, Mercado de Palacio, entre otras ferias. Y parece que próximamente en MadrEAT!


Pros

Gran variedad de croquetas y cero olores a fritura. El personal es muy simpático y el local cómodo.

Contras

Aún no tienen croquetas dulces, pero sé de primera mano que ya están en ello y que en breve los golosos podremos ir a disfrutarlas.

Veredicto

Un lugar recomendable y para repetir. Ideal para ir con los más pequeños –que con ellos las croquetas son acierto seguro– o con los amigos a tomar unas cañas y tapas –cerveza Estrella Galicia en todas sus variedades y algunas otras marcas de cerveza artesanal-.


Como siempre, os dejamos su página webTwitterFacebook e Instagram para que podáis contactar con ellos y/o reservar. Si queréis podéis decir a Alex, Kike, Redy o al encargado de turno que habéis leído la reseña en La Gastronofila.

¿Te ha gustado lo que has leído? Compártelo en las redes sociales con el hashtag #lagastronofilarecomienda para que tus amigos también puedan encontrar el sitio ideal para comer o cenar esta semana ¿Crees que debemos corregir algún error o aclarar algún punto, quieres invitarnos a probar un sitio o simplemente quieres contarnos tu experiencia? Escríbenos un mail a lagastronofila@gmail.com. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s