Inclán Brutal Bar: Tapas de calidad en un callejón histórico

Inclán Brutal Bar: Tapas de calidad en un callejón histórico

Calle Álvarez Gato 4, 28012 | www.inclanbrutal.com

IMG_3684-Inclan-Brutal-Bar-Madrid-Barra-Cocina.jpg

IMG_3783-Inclan-Brutal-Bar-Madrid-Decoracion-Pared

Callejón del gato: Una calle histórica de Madrid

Es imposible conocer toda la historia de Madrid, cada calle tiene algo que contarnos. Desde esta calle de la que os hablamos hoy, una amplia cristalera permite ver el interior de un local, incluso el interior de su cocina. Cuelgan unas llamativas luces de neón con el nombre del restaurante: Inclán Brutal Bar, abierto hace apenas un año. Un nombre muy apropiado para su ubicación, en la Calle Álvarez Gato, mejor conocida como el Callejón del Gato, muy cerca de Sol.

Valle-Inclán + Luces de Bohemia + Cocina

Aquí es donde Max Estrella y Don Latino, los personajes de Luces de Bohemia (1924), se deformaron delante de los espejos cóncavos y convexos. También es donde el escritor de esta obra, Ramón del Valle-Inclán, habló del esperpento, término con el cual se conoce a su propio género literario. De allí que el local se inspire en este célebre escritor, usando sus libros, portadas, páginas y frases para decorarlo.

Esa decoración cuelga de paredes, lámparas y techo, así como también se encuentra en la superficie de su barra. Cuelgan también un par de cuadros de Inclán: uno con la lengua afuera, otro icónico sin su brazo izquierdo. Al fondo de la sala encontraréis otra cristalera que permite ver el patio interior, una bonita vista llena de plantas y luces de colores que hace, junto a la música, más agradable la experiencia. La barra, mitad baja y mitad alta,  está frente a la cocina y cuenta con una buena tele para ver el fútbol sin molestar a quienes están en la sala.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tapas y Super-Tapas perfectas para compartir

El concepto fusiona muy bien el ambiente histórico que envuelve al local, con la cocina con toques modernos que desarrolla. La carta se divide en cuatro escenas en honor al Inclán dramaturgo: huerta, tierra, arroces y mar. Buena parte de sus platos son en formato tapa o súper tapa; lo que permite probar variedad, que bien merece la pena. También tienen menú de mediodía por 12,90€.

Cenamos a la carta. Comenzamos con un gazpacho de remolacha y tomate con tropezones de fresa servido en copa de Martini (3€). Sólo le falta una guarnición pinchada en un palillo para dar la apariencia total de Martini. Seguimos con una cremosa burrata inyectada con pesto delante del cliente y acompañada con rúcula y tomates cherry escaldados y pelados (9€), combinación de sabores que nunca defrauda, sobre todo cuando se hace con productos de primera.

A continuación, un trampantojo de risotto y parmesano (6€), que quizás debería mencionar en carta que incluye trozos de boletus además de lascas de parmesano. Delicioso, eso sí, y servido en un plato muy bonito, con la pasta en su punto. Acabamos los entrantes con croquetas redondas de jamón, muy cremosas por dentro y crujientes por fuera (3€ dos unidades). Un bocado exquisito rebozado en panko.

Como platos principales tomamos pollo gamberro y pulpo, ambos a la parrilla. El primero, un contramuslo deshuesado acompañado de salsa con un toque picante y ensalada de cebolla caramelizada, naranja y pimiento (6€). Una ensalada correcta aunque podría ser todavía más atractiva, pero oye que el verdadero protagonista del plato es el pollo y su salsa, que estaban espectaculares.

Interacción constante camarero-cliente en la sala

El pulpo es un tierno tentáculo sobre parmentier suave de patata (9€). Este plato llega a la mesa con una campana de cristal llena de humo que no permite ver su interior. Al levantarla el humo invade el ambiente y desaparece, pero su aroma y sabor permanece en el molusco. Este, junto a la burrata, son dos muestras del juego de sala que caracteriza a este local, donde el personal interactúa constantemente con el comensal acabando varios platos en la mesa. Según nos han contado, su jefe de cocina, Javier Navarro, piensa incluir más juego de este tipo en breve, lo que hará la experiencia gastronómica aún más interesante y divertida.

La atención muy correcta, el personal es muy agradable y está atento a las necesidades del cliente. Una cosa que consideramos muy positiva es que conocen muy bien la oferta y son capaces de explicarlo, tanto ingredientes como elaboración, y eso se agradece.

De postre tomamos la oreo de Bugs Bunny (4,50€), un dulce líquido que según Carmen parece “una maceta de geranios sacada de un patio cordobés”. La oreo machacada sirve de tierra al tiesto, desde la cual brotan hojas de menta y un trozo de zanahoria como si fuera una huerta de verdad. Bonito y diferente, además de rico.

Nos quedamos con ganas de probar, por ejemplo, el tendedero de bacon con tostas de manzana –usando un soplete delante de los comensales–, el tomate relleno con cremoso de parmesano, las patatas con salsa brutal, el bavette de ternera con parrillada de verduras o la tarta de cumpleaños. No tenemos prisa porque volveremos en breve sin ninguna duda.


Pros

La presentación de los platos y el juego en sala son puntos a favor. Los precios están más que ajustados y las porciones son perfectas para compartir y probar variedad. Todo está delicioso y el personal es muy simpático. ¿Lo bueno de estar en plena zona turística? Su cocina ininterrumpida te permite comer allí a cualquier hora.

Contras

Hay que reconocerlo: Sol está invadido por sitios donde timan a los turistas con comida mala y además cara. Lo normal no es recomendar restaurantes en plena zona roja turística, pero la verdad es que no tenemos nada malo que decir.


Como siempre, os dejamos su página web, InstagramFacebook. Para reservar podéis llamar al 910 238 038. También podéis comentarles que lo habéis conocido a través de La Gastronófila.

¿Te ha gustado lo que has leído? Compártelo en las redes sociales con el hashtag #lagastronofilarecomienda para que tus amigos también puedan encontrar el sitio ideal para comer o cenar esta semana ¿Crees que debemos corregir algún error o aclarar algún punto, quieres invitarnos a probar un sitio o simplemente quieres contarnos tu experiencia? Escríbenos un mail a lagastronofila@gmail.com. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s